Ventana al mundo

Ventana al mundo

lunes, 14 de octubre de 2013

REMEMBRANZA

Recuerdo los paseos que no dimos a orillas del Duero, aquel candado que, sonriendo, no colocamos en la baranda del puente, bajo la mirada de San Saturio. Cómo la sombra de los álamos y el roquedal era capaz de tornar el agua en un azul petróleo. Me acuerdo tampoco de la chaquetilla que llevabas, cuando el viento venía asimismo desde Urbión, mezcolanza de tomillo, salvia y espliego.  De las promesas que no fueron arrastradas por el curso plateado del río. O las caricias ficticias sobre la hierba húmeda de la ribera.
Lo recuerdo nada como si fuera ahora mismo.

El Duero, a su paso por Soria


Este texto ha sido elegido ganador del V Certamen de microrrelato Río Duero, organizado por el Ayuntamiento de Soria.

33 comentarios:

  1. Enhorabuena, Miguel Ángel, por el premio. Seguro que había en esos paisajes mucha con lo que inspirarse, como lo hacía mi adorado Machado. Soria es una provincia fabulosa. Dentro de poco iré por allí, por donde traza el Duero su curva de ballesta...
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Espero que te sirvan de inspiración.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Mis felicitaciones por este micro, tan lleno de vida, de sentimientos y de nostalgias dormidas a orillas del Duero.
    Un saludo desde mi "Barco de papel"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. El Duero esconde todo eso que dices, pero no es algo que haya descubierto yo.
      ¡Saludos a tu barco!

      Eliminar
  3. Qué bueno. Recuerdo no haberte leído relatos tan currados. Precioso, sin duda lo merece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, éste tiene ese aire terruñero que invade los tuyos. Así que era acierto seguro, ¿no?
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Felicidades por el premio, dando una vueltita por tus escritos, entiendo que te lo mereces.
    Un gusto conocerte, con tu permiso me quedo.
    Cariños....

    ResponderEliminar
  5. Recuerdos que permanecen o que se quedan dormidos, de algo que sucedió y se quedó suspendido.

    Felicidades por tu micro, honor a quien honor merece y sin duda el texto es precioso.

    Un beso Miguel Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un texto que camina por el alambre de la realidad. Ilusoria, como siempre.
      Besos.

      Eliminar
  6. Felicidades, Miguel, enhorabuena. Bastante visual y melancólico.
    Un abrazo

    Héctor Hernández

    ResponderEliminar
  7. Me gusta, desde el principio me han enganchado esos "no recuerdos".
    Mi aplausos y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yolanda. Enhorabuena a ti también por ese Wonderland plata.

      Eliminar
  8. Has mantenido perfecto el ejercicio (no sé como llamarlo) hasta el final, en su justa medida y... tan difícil-
    Felicidades, Luisa

    ResponderEliminar
  9. ¡Bravo, Miguel Ángel! ¡Viva Vallekas!

    Te confesaré que tropecé en el primer tampoco hasta que me llegó el perfume de tus intenciones y entonces disfruté.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un no-aroma, jeje. Un abrazo, Pedro. Y sí, viva Vallekas, como dice el gran Ximens.

      Eliminar
  10. Enhorabuena, un relato directo y en negativo, muy original esos no-recuerdos que tanta nostalgia encierran. Disfruta del premio.

    ResponderEliminar
  11. Felicidades también por aquí por el éxito.
    Hay muchas cosas que, después de todo, no recordamos, aun habiendo sido vividas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se recuerdan, no sucedieron... un misterio la vida.
      Gracias, Yoseph

      Eliminar
  12. Enhorabuena Migue Ángel!

    Me gustó mucho, mucho.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
  13. Jo, pero qué bueno, Miguel Ángel. Felicidades, es genial. Esos recuerdos de lo que nunca ocurrió, me parecen maravillosamente narrados. Además tiene todo un deje machadiano que me aligera de equipaje el espíritu!!! Jejeje.

    Un abrazo gordo. Gordo el abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias tocayo. Tú últimamente estás en forma también.
      Me alegra que te quedes con ese deje. Abrazos.

      Eliminar
  14. Pero dónde está mi comentarioooo?
    Yo te había puesto algo así como que parecía que realmente estabas paseando por San Saturio... y que no me extrañaba que hubieras ganado... y que muchas felicidades.
    Y por último:
    Un beso sorianoooo
    (y recuerda: "de Soria ni el frío ni la novia". Que no sé por qué se dice esa tontería, porque las novias sorianas somos muy majas. jejeje)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues internet que a veces hace que las cosas no-se-den, como en mi relato. Ayer tuve la oportunidad de pasear por San Saturio y realmente es inspirador.
      Uy, pues no sabía el dicho. Lo del frío, desde luego, es verdad.
      Besos.

      Eliminar
  15. Hola Miguel Ángel, estupendo texto, me gusta y no me extraña nada que haya sido elegido, premio muy merecido por su originalidad y frescura.

    Saludos
    Rosa
    Me quedo por aqui.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que lo hayas disfrutado, Rosa. Bienvenida.

      Eliminar
  16. UNIVERSO DOS ESCOLHIDOS

    Aquele que, sequer sabe manusear uma enxada, jamais poderá pleitear
    a função de roceiro agricultor. O mesmo acontece com o homem de pouca fé, sem
    esperança e sem Deus no coração.
    Como pode pode buscar a Deus? O aperfeiçoamento está disponível para todos,
    mas... São salvos as raras exceções. Até porque, quando se pratica o bem-fazer e o
    bem-servir, se aplica nos desígnios de Deus, entrar para o universo dos escolhidos dele.
    Sabemos que a ignorância, o ódio e o rancor;
    Envenena o coração do homem, que desvia de Deus e de todos os planos espirituais;
    E tão somente em Deus encontra-se a eternidade, busquemo-lo enquanto existe tempo.

    Autores: Manoel Carlos Alves e Gabrielly Batista Santos.

    Abraços...

    ResponderEliminar
  17. Evocador y melancólico, no-perfecto, no-hayado...maravilloso. Nunca estuve en sus orillas, ahora creo que igual pasé años allí...

    ResponderEliminar