Ventana al mundo

Ventana al mundo

jueves, 31 de octubre de 2013

MANERAS DE VIVIR

Conocí a Eloise recostada sobre el contrafuerte de una ermita en Béziers, mientras apuraba un cigarrillo. Trataba de desterrar a Carolina, mi princesa. Arrinconar su frialdad cuando intentaba que bailase conmigo un rock and roll en la plaza del pueblo. Había pasado el tiempo de estar clavado en el bar.

¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste? le dije en mi precario francés.

Eso a quién le importa respondió, girándose de primeras.

El calendario se detuvo durante semanas. Yo disfrutaba con aquella flaca francesa como si al mundo lo contuviesen aquellos valles. Je t’aime, solté una tarde, con la mano por detrás de su peinado asimétrico, acariciando su nuca. Ahora dime que me quieres, rezongaba para mí. Imagino que le asusté. Déjame, susurró, y terminó todo. Tomé el primer tren rumbo al norte, en un intento por encontrar el mío.

Juliette servía cafés junto al Saône. Al ir a pagar, advertí que me habían robado, estaba sin documentos. Ella me ayudó y, al poco, recorríamos Lyon de la mano. Su veneno ya estaba bajo mi piel. Pero no tardó en abandonarme.

La mujer que yo quiero sigue esperando. Eso sí, ni ella ni nadie, puede cambiarme.



14 comentarios:

  1. "Maneras de vivir", un texto corto y excelente en el que recreas varios acontecimientos y sensaciones que me llevan a imaginar la despedida, el robo de los documentos y a la flaca.
    He comenzado a seguirte.
    Te invito a que pases por mi blog
    Un abrazo,
    Luis Carlos
    Saudades da volta/colordelamadera.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y bienvenido.
      Me pasaré por tu blog, y más siendo mi palabra preferida "saudade".
      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¿Realmente alguien liga con esa pregunta? jeje. Me gustó la historia que, creo, da para algo más largo.
    saludillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues técnicas casposas haberlas haylas siempre, jeje. Puede que diera para más, pero en este caso tenía que comprimirlo en 200 palabras. ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. Me ha arrancado usted una buena sonrisa, Don Miguel Ángel. Me ha faltado coger un boligrafo y ponerme a subrayar la pantalla. Es un ejercicio estupendo.

    Me alegro de haber venido, aunque fuera algo tarde. El tiempo, ya sabe usted, es un traidor fugaz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues una sonrisa ya es mucho decir, Don Pedro.
      Carpe Diem. Abrazos.

      Eliminar
  4. A veces nuestro presente, las situaciones que nos toca vivir, son la única forma de vida que nos pertenece.

    Un post para pensar y disfrutar,

    Saludos y un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que lidiar con lo que nos toca, no queda otra.
      Bienvenida, Beatriz.

      Eliminar
  5. Los títulos de algunas canciones muy nuestras se han colado por el texto, muy bueno por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Canciones de toda una vida. Gracias por leerlo y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. ¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

    ResponderEliminar
  7. Maneras de vivir
    ¿Que hace una chica como tú en un lugar como este?
    un rock and roll en la plaza del pueblo
    Ni tu ni nadie puede cambiar...

    Que buen uso de las canciones, integrandolas en un peculiar texto que parece muy ochentero...

    ResponderEliminar