Ventana al mundo

Ventana al mundo

lunes, 8 de octubre de 2012

Ángel guardián


Si llego a la esquina antes que el coche amarillo mi padre sobrevivirá. Un médico y varias enfermeras le atienden en la Unidad de Cuidados Intensivos, pero si yo no hago mi parte de nada servirá. No es la primera vez que salvo a mi familia. Cuando mi hermano se cayó al canal siendo niño, comenzó el ritual. En apenas un minuto, conseguí contar de dos en dos hasta cien, y alguien pudo sacarle de allí. Recuerdo también el accidente de mamá, y cómo mi habilidad para colocar sus zapatillas a la distancia exacta mientras dormía, hizo que se mejorara paulatinamente. Ahora es mi padre quien me necesita. El coche arranca, y yo froto la palma de mi mano contra mi barbilla siete veces. Así conseguiré correr mucho más raudo.

 

18 comentarios:

  1. Un micro perturbador, Miguel Ángel, con una brillante construcción de un personaje que nos lleva de lo alógico a lo inaudito; pero que es absolutamente creíble para aquellos que -aunque lo disimulemos- tenemos distintos tipos de supersticiones y -con ellas- rituales.

    Destaca el ritmo al que has movido el péndulo narrativo, así como la forma en que manejas la alternativa que dejas para la cocreación de la historia por parte del lector.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. Da gusto leer tus análisis siempre. Aunque esta vez no lo valoro tanto porque sigo afectado por la lectura de "El abrigo" :)
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Todos nos cargamos de creencias para poder seguir adelante, creer en pequeñas cosas que pueden conseguir que nuestro todo sea más llevadero.
    Me gusta que aún haya pequeños detalles que pueden cambiar el curso de una vida, o al menos, que alguien así lo piense.
    Me gusta, como ya es habitual... siempre me gustan tus letras (y me matan de envidia jejejeje).
    Saludos desde el Inframundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Casualidad o causalidad? Quién sabe...
      Gracias Creden, eres más fiel que Niebla y Rex juntos.

      Eliminar
  3. Yo también me muero de envidia mala.

    Como molas, tío :)

    ResponderEliminar
  4. Si no pongo cuidado creo que es un tierno cuento sobre la superstición infantil y el amor a su familia. Pero si presto atención, y quizás me equivoco, este niño tiene el complejo de Edipo y no quiere que el padre se recupere. No encuentro pistas en el relato que me indiquen que el padre sea un indeseable. En título creo que ayuda al despiste. YMe gustan tus relatos (si los descifro, claro).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser cómo dices, aunque tendría más miramientos a la hora de salvarle. Pero también el protagonista puede tener cuarenta tacos.
      Superstición, amor, confusión, trastorno, casualidad...
      Abrazos Ximens, Ximenorum

      Eliminar
  5. Es muy común en los niños esto del pensamiento mágico!
    Aunque reconozco que aunque soy adulta y para peor psicoanalista,tengo mis mañas,mis objetos mágicos,mis pensamientos omnipotentes.
    No soporto algunos números y por favor que no se me cruce un gato negro,ni rompa un espejo!
    De niña también tenia mis rituales de contar hasta determinado número para que algo no suceda...
    Está muy estudiado en psicoanálisis,aunque relatado así me gustó muchísimo!
    Saludos mientras me toco una oreja por si acaso...jajaja!

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el comentario de hemisferio a hemisferio (terrestre, no cerebral). A saber en cuál se esconden tanto misterio.
    Un saludo desde el diván.

    ResponderEliminar
  7. Increíble la manera de relatar un pensamiento obsesivo compulsivo. Cuánto daño pueden hacer las casualidades. Sino fuera por ellas, en màs de una ocasión nos encontraríamos divanes vacíos.

    ResponderEliminar
  8. Menos mal que por las meras casualidades también suceden cosas estupendas. Abrazos pichicóloga.

    ResponderEliminar
  9. No sé, pero creo que hay algo de trastorno en tu personaje, tantos rituales para creer que asi salva a los suyos... La verdad es que lo cuentas bien, pones al lector en la mente del tipo.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que vas bien encaminada.

      Un saludo, gracias por pasarte!

      Eliminar
  10. ...traigo
    ecos
    de
    la
    tarde
    callada
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ
    COMPARTIENDO ILUSION
    MIGUEL ANGEL

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE LEYENDAS DE PASIÓN, BAILANDO CON LOBOS, THE ARTIST, TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA ENEMIGOS PUBLICOS HÁLITO DESAYUNO CON DIAMANTES TIFÓN PULP FICTION, ESTALLIDO MAMMA MIA,JEAN EYRE , TOQUE DE CANELA, STAR WARS,

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu poético comentario, Jose Ramón.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Ufff... Me ha encantado. Y me reconozco un poco porque en cierta manera todos somos pasto de rituales supersticiosos que creemos mejorarán nuestra existencia cotidiana. El personaje es muy interesante, con un punto de locura asomando quizás, pero muy muy creible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apreciación.

      Un saludo, y hasta la próxima!

      Eliminar